Colegios y Escuelas de Bolivia

31.10.10

Currículo de secundaria data de la dictadura

Bolivia sigue formando a los estudiantes de secundaria con un currículo diseñado en la dictadura. Fue en el primer gobierno de facto de Hugo Banzer Suárez que se elaboraron los programas de las materias que se dictan ahora en los colegios.

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, explicó que “el currículo de 1973 es el mismo que está vigente ahora”, pues la Reforma Educativa (1994) “logró transformar el componente curricular hasta sexto de primaria, el tercer ciclo lo dejó al medio y secundaria nunca pudo desarrollarla”.

Para el coordinador del Programa de Políticas Públicas del Centro Boliviano de Investigación y Acción Educativas (Cebiae), Arturo Choque, “en los últimos 40 años hubo una ausencia del Estado en la regulación de los contenidos de secundaria”.

La situación parece tan grave, que según Choque si no fuera porque algunos profesores “a veces hacen adaptaciones curriculares, (los estudiantes) ni se hubieran enterado, tal vez, de que hemos recuperado la democracia, así de desactualizado está el currículo de secundaria”.

A eso se suma que algunos textos recomendados en la malla curricular responden a una exacerbación del nacionalismo de derecha durante la dictadura que vivió el país en ese momento, acotó.

Cambio. Ante algunas críticas y malestar que generó la posibilidad de prohibir las lecturas de algunos libros, considerados discriminadores, el Gobierno garantizó que dejará a especialistas la selección de libros que deben formar parte del nuevo plan de estudios de secundaria y aclaró que ningún libro estará vetado. “En conclusión, el ministerio no está predefiniendo ningún componente de lecturas o predefiniendo orientaciones, lo que va a hacer es trasladar esta responsabilidad a los especialistas”, aseguró Aguilar.

El ministro explicó que esa comisión se encargará “de diseñar la especificidad del currículo con los componentes de bibliografía, textos que van a ser incorporados... desde la óptica de respeto al interés del estudiante pero también de conocimiento universal”.

Paralelamente se impulsará el Programa de Incentivo al Estudio, donde uno de los componentes será el estímulo a la lectura. El Estado dotará de una diversidad de textos a los colegios para que se abran bibliotecas y generará espacios de encuentro de lectura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada