10.2.17

Colegio "Bolívar", patrimonio histórico y arquitectónico




Una de las edificaciones más antiguas de Oruro, que hasta la fecha mantiene su esencia, es el lugar donde desde 1919 funciona el Colegio Nacional Simón Bolívar, una construcción, que a cientos de ex alumnos de esta prestigiosa institución educativa les trae innumerables recuerdos y anécdotas; pero por otro lado muestra una bella faceta de la ciudad, como es la presencia de este patrimonio arquitectónico, que en cada centímetro de construcción, rememora una parte de la historia de Oruro.

El edificio en primera instancia fue construido como el Convento de San Francisco, que según los registros históricos de 1607 revelan la existencia de un convento de la Orden de San Francisco y su respectiva Iglesia levantada en honor a su patrona la Virgen de Guadalupe, construido sobre el terreno asignado por el fundador de la Villa, Manuel de Castro y Padilla en 1606. La Iglesia se reedificó en 1620 siendo descrita como de hermosa planta, con nave y crucero, capillas colaterales al cuerpo de la Iglesia, además de coro alto y sillería de cedro; casi como todas las estructuras coloniales edificadas en la ahora ciudad de Oruro, el convento contaba con su propio cementerio colonial.

La Iglesia se utilizó como el refugio de españoles y criollos que buscaron resguardo durante los disturbios de Oruro de 1781 y durante el período de la guerra de Independencia. En ese entonces, fue el Mariscal Antonio José de Sucre, quien dispuso que las órdenes religiosas sean suprimidas en Oruro, durante los primeros años de la República, por lo que templos y conventos fueron abandonados para ser transferidos al Estado, este hecho marcaría el fin de la Iglesia que más tarde sería utilizada como una cárcel eventual durante varios años.

En 1906 se determinó construir la edificación para el colegio Simón Bolívar, para que a partir del año 1919 los estudiantes ocuparan sus aulas que fueron compartidas con la Escuela de Derecho de la Universidad San Agustín que funcionaba por las noches; la Universidad al no contar con edificio propio, tuvo serios problemas en relación a su mobiliario que quedó por completo en propiedad del establecimiento educativo.

El edificio fue declarado patrimonio arquitectónico por el Municipio el 2001 y es parte de los íconos de la ciudad. Pese a los trabajos civiles que se realizaron en la parte posterior de la infraestructura, hasta la fecha mantiene en su fachada, intactos los vestigios de parte de la historia y riqueza de Oruro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario