Colegios y Escuelas de Bolivia

26.7.11

El colegio Santa Ana impulsó la feria de Santa Anita en 1884

El calendario religioso consigna el 26 de julio a Santa Anita, festividad que recuerda a la madre de la Virgen María. La ciudad de Tarija católica y devota, cobijó su fe en Santa Ana. El 25de abril de 1864, se crea el Colegio Educandas, bajo la dirección de Trinidad Núñez.

El Colegio Educandas, dos años después pasó manos de las hijas de Santa Ana. Con la llegada de las religiosas el 21 de abril de 1884, hace posible la fundación del Colegio Santa Ana, y el 26 de julio del mismo año nació la actividad y la costumbre de los bazares de la niñez y de la juventud tarijeña.

Con el objeto de realzar la inauguración del recinto educativo se instalaron los primeros stands con masitas, confites, muñecas, ropa para muñecas con el fin de confraternizar entre las estudiantes. Para lograr un mayor acercamiento entre las niñas se adoptó como regla el trueque y como moneda válida botones de concha muy utilizados en aquellas épocas.

Años después se ampliaron estos bazares y el interés de las estudiantes fue creciendo y en cada aniversario el colegio Santa Ana se convertía en un acontecimiento de atracción para los más pequeños, mismos que no tardaron en instalar sus bazares en las puertas de sus casas.

En 1892, por iniciativa de los vecinos de la calle Cochabamba, conocida como “Calle Ancha” se instalaron los primeros puestos en miniatura frente a la capilla de San Roque. Era curioso ver como se jugaba la taba por conchitas y se pagaba el consumo de chicha de la misma manera.

Las casas comerciales de Tarija, con anticipación se proveían de conchitas, que en realidad eran botones de concha importados, estas tiendas pertenecían a los señores Juan y Moisés Navajas, José Zamora, Juan de Dios Trigo, Ludovina Navajas, Carlos Blacut y otros comerciantes que no lucraban con este accesorio de sastrería, mas por el contrario era objeto de muy bajo costo.

El burgomaestre, Isaac Attie, contribuyó en gran medida al desarrollo y progreso de la festividad, prestó apoyo a la incipiente artesanía, y dispuso las mejores condiciones para que la celebración de este acontecimiento alcance el rango de la tradición chapaca.

Más tarde el alcalde, Oscar Zamora, cooperó a las organizaciones, se preocupó por cada uno de los detalles a fin de mostrar a propios y extraños el valor de la cultura, se mejoraron los stands de exposición, instituyó incentivos a los mejores artesanos. Además dispuso de efectivos policiales y municipales para salvaguardar la integridad de las personas.

Hoy en día, ya no existen las conchitas, sino el recuerdo, el comercio se ha generalizado, concurren a la festividad mercados feriales de La Paz y venden sus productos que consisten en casas, vehículos, muñecos de peluche, suerte sin blanca, instrumentos musicales típicos, billetes impresos en miniatura.

Por su parte, los vendedores chapacos expenden alcancías de yesos con diferentes diseños, diversidad de masas, panecillos, empanadas, comidas, pasteles, tortas, chirriadas y artesanías en general como muebles, trabajos en porcelana fría, ropas y tejidos.

Año tras año se ven aportes interesantes, se incrementan los puestos de venta, pero también se observa entre las miniaturas objetos de uso doméstico y cosas que no guardan relación con las actividades de los niños. Pero los años cambian, el tiempo pasa, las condiciones ya no son las mismas y el hombre debe adecuarse a las circunstancias, aún a pesar de la lucha por preservar sus costumbres y tradiciones.

(NOTA DE APOYO)

Fundación del Colegio Santa Ana (1884-2011)

MARISOL COCA WILSON/TARIJA

El 14 de mayo de 1884, cinco hermanas dirigidas por la Provincial Sor Camila Valentini iniciaron sus labores de enseñanza y de formación cristiana en nuestra ciudad. En ese tiempo era el único Centro Educativo y dependía de la Junta Municipal, por lo que tomó el nombre de “Escuela Municipal de las Educandas”.

Para contar con un predio las hermanitas tuvieron que pasar por muchas vicisitudes, los mismos que fueron solucionados gracias al Padre Rafael Paoli del Convento Franciscano, y al gran aporte económico de la señora Rosaura Ichazú y del doctor Domingo Paz.

Después de la Guerra del Chaco, muchas niñas quedaron huérfanas y se cobijaron en el internado de Las Hijas de Santa Ana. Con cinco docentes y 40 alumnas se fundó el colegio, en la actualidad cuenta con alrededor de 1.085 estudiantes distribuidas en tres niveles y 60 educadoras y personal administrativo y de servicio.

El nivel primario de 1º a 5º, es uno de los más antiguos, fue la piedra fundamental sobre la que se cimentó la institución. El ciclo intermedio y hoy nivel primario de 6º a 8º fue fundado en 1969. Mientras que el nivel secundario fue creado en 1971, paulatinamente fue creciendo hasta completarse en 1974 con la primera promoción de 20 bachilleres. Todo este proceso de conformación de la institución fue posible gracias al esfuerzo de las religiosas; hermana Guillermina Balzonella, Hercilia, Tadea Rojas, Egidia Ruiz, Lorenzina y Lourdes Rojas, Federica Anglieri, Elena Villafani, Fernanda Cabrera y María Paz.

Actualmente la superiora de la Comunidad Hijas de Santa Ana es la hermana María Paz. La Directora General, es la hermana Fanny Verónica Romero, mientras que el director del nivel inicial y primario es Gerardo Vargas y la directora del nivel secundario es María Florinda Murillo.

Después de haber transcurrido 127 años, el Colegio Santa Ana, forma parte de la historia del patrimonio cultural de nuestra ciudad, tiempo en el cual las hermanas y la Comunidad Educativa viven el carisma y la espiritualidad centrada en la figura de Santa Ana, Madre de la Virgen María y abuela de nuestro señor Jesús.

El 26 de julio de 1884 el Colegio Santa Ana inició con la festividad de Santa Anita.

2.- En 1892 se instalaron los primeros puestos en miniatura frente a la capilla de San Roque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada