Colegios y Escuelas de Bolivia

16.2.11

Cochabamba Suspenden clases por paro de transporte

En repudio a los desmanes cometidos por algunos manifestantes, que ayer rompieron parabrisas y faroles de vehículos del transporte público en la ciudad de Quillacollo, la dirigencia de ese sector anunció un paro de 24 horas para hoy, lo que obligó a suspender las labores escolares.

La protesta, además del repliegue total de los vehículos del transporte público (federado y libre), incluye una marcha de protesta de los afiliados del sector por las calles de Cercado y Quillacollo.

El secretario ejecutivo de la Federación de Transporte de Cochabamba, Lucio Gómez, confirmó la medida de presión y agregó que es una decisión tomada en coordinación con el transporte libre.

Ayer, las calles y avenidas de Cercado, Vinto y Quillacollo fueron escenario de marchas y bloqueos protagonizados por sectores sociales, universitarios y funcionarios públicos en rechazo al aumento de pasajes que el transporte público determinó en rutas urbanas e interdepartamentales.

Los actos vandálicos ocurrieron ayer en el municipio de Quillacollo cuando un grupo de marchistas destrozó faroles, guiñadores, vidrios y parabrisas de los vehículos que intentaban pasar. Luego, la violencia se trasladó a los mercados y calles comerciales, donde los vendedores cerraron sus puertas en procura de proteger su mercadería.

Sobre la evaluación de los daños, Gómez dijo que no tiene un número preciso de vehículos afectados. “Un cálculo preliminar permite asegurar que serían unas 30 las unidades dañadas”, dijo el dirigente.

El presidente de la Conaljuve, Efraín Chambi, y de la Fedjuve, Joel Flores, dijeron, por separado, que si hubo violencia fue porque el transporte la generó haciendo “caso omiso a lo acordado en reunión con los sectores sociales”. Chambi aseguró que desde la confederación de juntas vecinales no se va a permitir el incremento en los precios del trasporte porque ello constituiría un atentado a la población. “El transporte debería actuar en consecuencia a la situación económica actual y al bolsillo de la población”, dijo.

Otra marcha fue comandada por la alcaldesa de Quillacollo, Carla Lorena Pinto, junto al presidente del Comité Cívico local, William Brun.

Pinto deslindó responsabilidades por los excesos cometidos durante la marcha y dijo que la convocatoria era pacífica.

“Son grupos de fabriles, hasta donde tengo entendido, los que protagonizaron hechos de violencia”, sostuvo.

En Cercado, también se realizaron bloqueos en algunas avenidas céntricas, como la Oquendo, Heroínas y Ayacucho, además de la plaza Colón. Varias de las barricadas fueron elevadas por trabajadores de salud, universitarios y funcionarios de Correos.

Los vecinos de varios distritos y de las OTB bloquearon desde el kilómetro 2 de la avenida Ustariz además de la avenida Blanco Galindo, que conecta con la carretera hacia Oruro y La Paz. Gómez dijo que los choferes hoy asistirán a la reanudación del diálogo, que debe darse a las 10:00 en el salón de la Gobernación.

Rechazo a la elevación

El transporte público de Cochabamba defiende la elevación de 50 centavos en sus tarifas debido al alza de los productos de primera necesidad. Sin embargo, sectores sociales como la Central Obrera Departamental (COD) y la Federación de Juntas vecinales (Fedjuve) sostienen que la elevación de algunos productos se debe a la especulación de algunos comerciantes y que el reclamo debe extenderse a la Intendencia Municipal.


En el caso del azúcar, Joel Flores, representante de la Fedjuve, dijo que la elevación ocurrió por la sequía que ha dañado la zafra, provocando la importación del producto, pero que a partir de mayo el precio del azúcar volvería a Bs 5.



La GobernaciÓn anuncia sanciones

Como se anunció el pasado lunes, el transporte público urbano e interdepartamental aumentó sus tarifas en Cochabamba de 1,5 a 2 bolivianos en el primer caso; y de 2 a 2,5 bolivianos en el segundo. Ante este hecho, el gobernador Edmundo Novillo lamentó la intransigencia del sector del transporte y dijo que se impondrán sanciones para los transportistas.


Una nota de prensa de la Gobernación recuerda que está vigente y en plena aplicación el Reglamento de Sanciones por Contravenciones a Disposiciones Municipales, que en su artículo 47, referido a las infracciones cometidas en el transporte de pasajeros, inciso C indica: “Por alterar la tarifa autorizadas por el gobierno municipal para el transporte de pasajeros se aplicará una multa de 100 bolivianos.



Suspenden clases

El director del Dirección Departamental de Educación, Jorge Ponce, luego de una evaluación de lo ocurrido en la población de Quillacollo, informó que hoy se suspende la actividad educativa en todas las escuelas y colegios del departamento si el transporte mantiene el paro.


Ponce lamentó el desorden provocado en Quillacollo, y dijo que se había determinado tolerancia para los colegios de ese municipio y pese a eso muchos se perjudicaron.


“Muchos estudiantes tuvieron que caminar kilómetros para retornar a sus domicilios, además de que algunos fueron agredidos, según se nos ha informado”, dijo el director.


Otra de las razones que Pomce anunció para suspender las actividades escolares en colegios fiscales y particulares es para precautelar la seguridad de los estudiantes ante el peligro de que ocurran actos violentos.


CONFLICTOS EN VARIAS CIUDADES

Tarifa enfrenta a vecinos y choferes

En las ciudades de Oruro y Potosí, los vecinos marcharon contra el incremento de pasajes, a diferencia de Santa Cruz y El Alto, donde fueron los transportistas los que presionaron e hicieron gestiones para aumentar las tarifas, según reportes de la Agencia de Noticias Fides (ANF).


En Potosí se vivió una jornada tensa luego de que vecinos y transportistas se enfrentaran verbalmente y a momentos, incluso, físicamente debido a la propuesta de los choferes de incrementar el pasaje de 1 a 2 bolivianos. Al cierre de esta edición, los choferes mantenían como rehenes a los dirigentes vecinales y periodistas.


Los vecinos de Oruro también se movilizaron contra la determinación de los choferes de subir los pasajes. Algunos salieron desde temprano a bloquear las principales calles y avenidas de esta urbe.


En la plaza 10 de Febrero hubo amagos de enfrentamiento entre ciudadanos y choferes, quienes piden nivelar el precio de los pasajes.


En Santa Cruz, el transporte público sindicalizado paralizó ayer su servicio por segundo día consecutivo a tiempo de realizar una masiva marcha pidiendo incrementar el costo de los pasajes.


La dirigencia del sector no descarta realizar un paro general e indefinido si sus demandas no son atendidas por las autoridades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada