Colegios y Escuelas de Bolivia

15.1.11

Colegios del Mundo Unido lleva a estudiantes al exterior

Educación: El procedimiento de admisión a los Colegios del Mundo Unido comenzará en Bolivia el lunes 17 de enero 2011.

“Estudié durante dos años en el pueblo de Duino, ubicado en Italia. El colegio está en un castillo que domina el mar”, contó entusiasmado René Michel, ex alumno de uno de los Colegios del Mundo Unido y que hoy forma parte del comité boliviano que, desde este lunes, seleccionará a jóvenes que tendrán la oportunidad de vivir una experiencia parecida a la suya.

Este año, el plazo para el envío de documentos de los postulantes al bachillerato internacional empieza el 17 de enero, y concluye el 25 de febrero, a través de la dirección: www.bo.uwc.org. Luego tendrán que pasar por una selección que se realiza en dos etapas. Se prepara un expediente, a partir del cual se elige a los que serán entrevistados. De la prueba oral salen los futuros alumnos.

Durante el proceso también se adjudica becas de estudio. Según Michel, la mayoría de los alumnos elegidos proviene de la clase media.

Las entrevistas se realizarán en marzo ante un comité conformado por seis personas: tres ex alumnos y tres profesionales externos a los colegios. “La entrevista nos permite conocer a la persona más allá de los papeles y a veces hay también preguntas académicas”.

Para conseguir ingresar a uno de los Colegios del Mundo Unido, el representante aconseja, sencillamente, “ser sincero con lo que quieres, sientes y piensas en cada etapa de la selección”.

Lo que se busca en el perfil del alumno es “que sea fuerte académicamente y maduro, pero la clave es tener interés por las otras culturas y preocuparse por los demás”, agregó.

En 2012, los Colegios del Mundo cumplirán 50 años. El educador alemán Kurt Hah concibió la idea de crear una escuela internacional al inicio de la guerra fría, en los años 50. Pensó que la unión de jóvenes de distintos países permitiría superar los malentendidos por diferencias culturales y evitar conflictos. “Se considera la educación como una forma de integrar las diferentes culturas para crear un camino hasta la paz”, precisó Michel. Así, el primer colegio internacional se abrió en Gales, en 1962.

El proyecto se extendió. Ahora, 120 comités eligen a los alumnos que ingresan a uno de los 13 Colegios del Mundo Unido que están repartidos en países de los cuatro continentes (África del Sur, China, India, Singapur, Italia, Reino Unido, Países Bajos, Bosnia, Noruega, Canadá, Estados Unidos, Costa Rica y Venezuela).

La historia de la creación de cada colegio es particular. “Varios establecimientos fueron implementados en lugares conflictivos, como los de Gales y Bosnia. Otros trabajaban con el bachillerato internacional y se integraron al movimiento, como los casos de los colegios de África del Sur, de Costa Rica y de Singapur”, explicó Michel.

Los 13 Colegios del Mundo Unido brindan un bachillerato internacional. En general, los alumnos ingresan a estos establecimientos a los 16 ó 17 años. Sin embargo, tres escuelas acogen a partir de los dos, cuatro y 11 años. Preparan la obtención del International General Certificate of Secondary Education (IGCSE), examen tomado al fin de la secundaria.

“El programa de los colegios es muy exigente”, describió Michel. De hecho, se estudia un conjunto de seis materias, la mayoría en inglés o en español, en los colegios de Costa Rica y de Venezuela, además de participar en varias actividades. “Es necesario tener nociones de inglés o de español para ingresar, aunque no es necesario dominarlas”.

Según la currícula de estos colegios, lo académico se complementa con el CAS: creatividad, acción, servicio. Cada alumno tiene que involucrarse en un deporte y en una actividad creativa: “Puede ser un club de filosofía, de lectura o de videos, por ejemplo”.

Los Colegios, además, piden cumplir servicios a la sociedad y al colegio: “La escuela indica las opciones de trabajo voluntario en el pueblo más cercano”.

El bachillerato internacional

Un grupo de profesores proveniente de tres establecimientos (ubicados en los Estados Unidos, en el Reino Unido y en Suiza), impulsaron en 1968 la creación del bachillerato internacional (IB) en la ciudad suiza de Ginebra.

Entre ellos destaca la participación de la Escuela Británica del Atlántico, el primer miembro de los Colegios del Mundo Unido. Fue también el primer establecimiento en abandonar su currículo nacional, en 1971, para dedicarse, a partir de entonces, a la preparación del examen internacional.

Hoy, más de 3.000 establecimientos, repartidos en 140 países del orbe, brindan el curso internacional, ahora dividido en tres programas distintos. Se creó en 1994 uno para los alumnos de 11 a 16 años, y en 1997 apareció otro para los niños de tres a 12 años. Se puede seguir la formación entera o sólo una parte de ella.

El bachillerato internacional consta de seis materias: literatura, un idioma, matemática, una ciencia exacta (biología, física u otras), una materia social a elección (historia, antropología u otras).

El alumno también debe seguir un curso de Teoría del Conocimiento para adquirir la capacidad de reflexionar sobre las diferentes formas del saber.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada