Colegios y Escuelas de Bolivia

27.9.10

CADA AÑO EGRESAN MIL MAESTROS QUE NO ENCUENTRAN EMPLEO

El viceministro de Educación Superior, Diego Pari, aseguró que cada año “egresan 5.000 nuevos maestros y los que tienen trabajo seguro sólo son 4.000”. El cálculo se basa en los ítems que asignó el Ministerio de Economía y Finanzas para el sector educación, entre 2009 y 2010.
Según los datos del Ministerio de Educación, en Bolivia existen 27 escuelas superiores de maestros y 20 unidades académicas que albergan un total de 23.969 alumnos. A nivel nacional, cada año ingresan 8.000 nuevos estudiantes. “Los cupos se definen de acuerdo con la necesidad y la demanda de unidades educativas y las condiciones de infraestructura y equipamiento”, sostuvo Pari.
En la Escuela Superior de Formación de Maestros Simón Bolívar, Graciela Ticona estudia la carrera de Inglés, desea ser profesora y dice tener vocación. “Ya estudié inglés en un instituto y me pareció fácil ingresar aquí, porque ya tenía los conocimientos. Me avisaron que encontrar trabajo es fácil después de estar aquí. Mis primos me animaron porque la mayoría son maestros. Después seguiré la licenciatura en Ciencias de la Educación”, aseguró.
Pese a las buenas intenciones y motivación de estudios que tiene Graciela, la realidad es otra. El viceministro Pari informó que en total hay 12.000 maestros que no tienen un espacio laboral y esperan ingresar al magisterio .“Esos 1.000 estudiantes (que egresan por año) tienen que esperar a que existan nuevos ítems, para que cuando existan las convocatorias se presenten y puedan optar por un espacio laboral”, sostuvo la autoridad.
Los datos proporcionados por el Ministerio de Educación son reveladores. En el país existen 10.000 maestros, quienes podrían trabajar en el nivel primario. En el nivel secundario están en espera otros 2.000 que buscan la oportunidad.
Pari identificó que uno de los problemas para que no existan puestos disponibles es que hay un grupo de  profesores no se han jubilado por falta de una ley de pensiones. “Una vez aprobada la nueva ley, unos 5.000 maestros se jubilarían y generarían espacios para todo el sistema. Aunque el proceso será gradual en el tiempo”.
Seguridad. Para la autoridad, en los últimos años hubo una mala percepción de lo que es formarse como maestro o maestra. “Se ha concebido a la profesión como un espacio laboral seguro, y eso hace que gran parte de los bachilleres aspire a las escuelas superiores. Hay que ir compartiendo que el tema de ser maestro no es tener un trabajo seguro”.
Los datos son claros, como por ejemplo en la Paz. Este año llegaron a las puertas de la Escuela Simón Bolívar, 10.000 postulantes, de los cuales sólo ingresaron 900 después de dar el examen de ingreso que se rinde obligatoriamente.
Edith Ayllón, que cursa la carrera de Idiomas, afirma que se animó a ser maestra por una amiga que la impulsó. “Me gustó la idea de ser docente. Me decían que no era para tener trabajo seguro. Me falta un año para ser docente; después, no sé si conseguiré trabajo, lo veré cuando salga”.
Entre la oferta de las diferentes escuelas de educación superior hay especialidades en el grado de licenciatura para profesores: Matemáticas; Comunicación y Lenguas (castellano-lengua extranjera: inglés); Cosmovisión, Filosofía y Psicología; Ciencias de la Naturaleza, con mención en Biología-Geografía; Ciencias de la Naturaleza, con mención en Física-Química; Ciencias Sociales con mención en Historia-Sociología; Artes Plásticas y Visuales; Artes Musicales; Educación Inclusiva en la diversidad ; y Educación en Familia Comunitaria (en el grado inicial).
Magisterio. José Luis Álvarez, ejecutivo del magisterio urbano de La Paz, afirma que sólo para La Paz “al menos se necesitan  2.000 ítems, y a nivel nacional 10.000 para cubrir el crecimiento vegetativo de los estudiantes. Hay 2.000 maestros sin trabajo en La Paz”, sostiene.
El dirigente asegura que los nuevos profesionales se quedan sin trabajo, porque el Gobierno no crea los puestos que el sistema educativo lo requiere. “El presupuesto destinado a la educación cada vez ha sido ajustado y recortado”.
En el tema de las jubilaciones, Álvarez asegura que existen 10.000 maestros que no pueden jubilarse por las bajas rentas que les da el sistema de capitalización individual. “Ellos deberían retirarse, pero el Estado no resuelve este tema”.
Un maestro que se jubila con 30 años de aportes recibe en el actual sistema de jubilación entre 800 y 1.000 bolivianos. “Un maestro con categoría al mérito, trabajando con 72 horas gana 2.500 bolivianos”.
Hace dos semanas, estudiantes  de Lenguas Nativas, preocupados por su futuro laboral, iniciaron una huelga para pedir al Ministerio de Educación que se convaliden materias para ejercer su profesión como profesores de tercer nivel de primaria.
El problema viene del 2006, cuando se lanzó la convocatoria para profesores de lengua nativa. Se inscribieron 200 personas. El viceministro Diego Pari dio solución al problema tras firmar un convenio para trabajar en el tema. “Habrá una solución, la Ley Aveliño Siñani será aprobada el próximo año y sólo faltan tres meses. Les pedimos paciencia a los estudiantes”.
La cpe garantiza el trabajo a maestros
El artículo 96 de la nueva Constitución indica: “Es responsabilidad del Estado la formación y capacitación docente para el magisterio público, a través de escuelas superiores de formación. Será única, fiscal, gratuita, intercultural, plurilingüe (...) con compromiso social y vocación de servicio”. En el parágrafo III se menciona que “se garantiza la carrera docente con la inamovilidad del personal docente del magisterio, conforme con la ley. Los docentes gozarán de un salario digno”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada